Los no vacunados son generadores de variantes

Rechazar las dosis contra la Covid-19 complica la oxigenación de los hospitales. El virus se multiplica cuando una persona se contagia.

En Ecuador circulan cinco variantes de la Covid-19: Alfa, Gama, Nueva York, Andina y Delta; esta fue la última en reportarse, fue detectada en India en octubre de 2021 y ha llegado a 96 países, aproximadamente.

En Estados Unidos, la mitad de la población con Covid-19 tiene la variante Delta. En Ecuador -hasta el 12 de julio de 2021- se han registrado 10 casos: tres en El Oro y siete en Guayas. Por eso, en estas provincias se acelerará la vacunación para evitar un brote, detalló la ministra de Salud Ximena Garzón.

¿Por qué nos preocupan las variantes?
Las variantes de la Covid-19 se caracterizan por ser más transmisibles. Es decir, si antes una persona contagiaba a dos, ahora puede pasar de cinco a siete.

En el caso de la variante Delta, los datos preliminares muestran que es más transmisible que otras. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), esta variante es entre 30% y 60% más transmisible y genera un mayor riesgo de reinfección.

Este último dato lo corrobora Víctor Álvarez, presidente del Colegio de Médicos de Pichincha. Por eso explica que ante estos tipos de coronavirus es necesario “no confiarse”, pues hay riesgo de que exista un rebrote en el país y la situación epidemiológica en cuanto a enfermos y muertes “podría ser peor que en 2020”.

Se multiplican en el cuerpo
El coronavirus puede evolucionar y esto pasa mientras la cantidad de contagios no se frene. Saskya Lemus, epidemióloga, dice que son los cuerpos con Covid-19 donde se crean las variantes.

“Mientras más contagios, más se fortalece el virus. Por eso es que su transmisibilidad se vuelve mayor”, dice. Además, destaca que en estos momentos, aparte de la bioseguridad, la vacunación es un arma para evitar que se potencien las variantes existentes o que se creen más.

Sobre la vacunación, William Schaffner, profesor de la División de Enfermedades Infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, indicó que “las personas no vacunadas son posibles fábricas de variantes”.

Schaffner declaró en CNN que cuantas más personas no vacunadas haya, más oportunidades tendrá el virus de multiplicarse.

Esto ha sido apoyado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Cuanto más permitimos que el virus se propague, más oportunidades tiene el virus de cambiar”.

Las vacunas funcionan, pero Delta la debilita
Un estudio publicado en la revista científica Nature detalla que las vacunas Pfizer y AstraZeneca son capaces de ‘bloquear’ las variantes.

Sin embargo, en el caso de la Delta, el nivel de protección es menor. “Tiene varias mutaciones que pueden hacer que los anticuerpos, generados por quienes se han contagiado y recuperado o quienes se han vacunado, no sean efectivos”, detalla el informe.

Moderna también ha confirmado que su vacuna contra mantiene su actividad neutralizante contra todas las variantes, pero en el caso de la Delta “se ha observado un descenso moderado del nivel de anticuerpos”.

Lemus explica que ante los primeros resultados de las farmacéuticas, sobre esta variante, se entiende que “ante la variante Delta, la protección de una personas con una dosis sería casi nula, lo que significaba una protección de hasta el 55%. Mientras que la segunda dosis sí generaría protección, pero no al mismo nivel que con otras variantes”.

“Cuanto más permitimos que el virus se propague, más oportunidades tiene el virus de cambiar”. OMS.

Fuente: https://bit.ly/3z8qZyi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *